Sólo por un día

Si yo fuera Dios me parecería un poco a Sabina, ese aspecto desaliñado le vendría muy bien al tipo de ser sobrenatural que siempre me ha gustado soñar. Cantaría Noches de boda desde el cielo y los 10 mandamientos serían sus versos a pie de letra (puede que incluso añadiese otros). Si pudiese ser Dios…... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑