Impulsos

 Hoy quiero que me arranques la piel a tiras, tú sádico, yo masoquista. Quiero que desprendas a mordidas (no puede ser de otra forma) los lunares de mi espalda y que, con tus uñas, las que siempre llevas largas, dejes marcas sangrantes sobre mi pelvis. Hoy quiero que tus manos descuarticen como cuchillos blancos, la... Leer más →

Niños

-Cuando sea grande -me dice el vecinito más pequeño de mi barrio- nadie me va a regañar y decirme que haga lo que no quiera hacer. -Eso dices ahora, Carlitos -le respondo- deja que te llegue la hora de trabajar.

3 años de Mar… de mi pedacito.

Hoy este blog cumple 3 años, me lo recordó WordPress. La verdad es que me sorprendió la notificación y por estas razones quiero compartir lo que para el blog es la vida, sus estadísticas. Aquí estamos ustedes y yo... enlazándonos, haciéndonos amigos. Gracias por las visitas... por las olas.

La noche y tú

Cuando la Luna comienza a desvestirte y las estrellas se te esconden en los ojos, el cielo, por puro pudor, se tapa los ojos. Por eso la noche, cuando te mira, se vuelve negra.

El suicida

El salvavidas lo agarró justo a tiempo, un minuto más tarde y el naúfrago hubiese sido presa de la tormenta. Las personas acumuladas en la orilla aplaudieron con fuerzas, se había llevado a cabo el rescate. Yo nunca les comenté de la carta de despedida que leí anclada en la proa de su bote. Sólo... Leer más →

Vicios

Cuando el mundo quepa en una taza de café y mi cuerpo se vuelva espuma, el recuerdo de las canciones que me regalaste aquella tarde volará a través de las volutas de humo que algún ser de otra galaxia, sentado en una terraza gris, exhalará de sus labios mientras se fuma el cigarro con el... Leer más →

Sólo por un día

Si yo fuera Dios me parecería un poco a Sabina, ese aspecto desaliñado le vendría muy bien al tipo de ser sobrenatural que siempre me ha gustado soñar. Cantaría Noches de boda desde el cielo y los 10 mandamientos serían sus versos a pie de letra (puede que incluso añadiese otros). Si pudiese ser Dios…... Leer más →

Yo también sueño

A veces, cuando el día ha sido muy pesado y la noche llega, me vuelvo sueño. Y me regalo deseos en canciones viejas… La noche se convierte entonces en mi nueva vida y salgo a recorrer el mundo detrás de las estrellas fugaces que atrapo gracias a los sabios consejos del principito. Pero la oscuridad... Leer más →

No estés triste

Para ti y para nadie más se ha inventado el mar. Las olas se hicieron para absorberte las lágrimas y la espuma para lavarte los cabellos. Por eso tus ojos son del color de las algas y tu boca asemeja corales de fuego. Para ti y nadie más se abrieron las entrañas de la tierra... Leer más →

Espejismo

Ella tenía los ojos peligrosos y la boca escondida; él tenía las manos frías. La calle vacía, como aquella canción de Sabina, les regaló las luces de las farolas. Yo los vi caminar a través del mar,  imitando la estela bíblica de Jesucristo. La luna les dibujó el camino hasta las estrellas y los pies... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑