Después de ti…

Después de ti queda el mar (con sus oleajes), como después del invierno queda la primavera. Después de ti quedan también los gorriones del parque, y las mariposas, y los lirios blancos. Quedan las secuelas de tu partida en papeles, ya no amarillos sino blancos, y alguna que otra foto guardada en mi caja de... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑