Cuando te marches no vuelvas nunca… ni para amansar palomas. Vuélvete polvo y elévate a los cielos. Cae en forma de rocío y acaríciame la piel (si lo deseas) pero no vuelvas. No despiertes las nostalgias con tu presencia. Los recuerdos, cuando son buenos, son peores que las balas.

Anuncios