Deseos

Tengo deseos de ti, deseos hondos y profundos. Deseos urgentes. Deseos que, en teoría, no deberían albergar las mujeres “decentes”, tengo aquellos deseos vedados para gente pura.

Desde ahora te lo advierto, no me des entrada. Si me dejas sólo un filo de carne abierta penetraré en tus huesos como un cáncer y desde dentro labraré un camino de tierra, de esos que sirven para plantar las casas.

Hoy tengo unos impostergables deseos de besarte… lamentablemente, sé que no es el día.

15 comentarios sobre “Deseos

Agrega el tuyo

      1. A mí también, lo q no me gusta es cuando me parten la boca a mí 😉 Aunque, a decir verdad, realmente como que me gusta un poco el recordar el pq del molestar labial. 🙂

  1. Me encantan esos deseos. Quisiera pensar en hermosos desenfrenos…
    En esos momento no se piensa, no existe gente pura ni “decente”, sino en necesidad espiritual y pasión efervescente…

Responder a miguel angel montes de oca ortega Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: