Y las olas pasaron y con ellas los recuerdos

Desde la altura -me decía- La Habana se ve mejor. Dulce, tranquila… como aquella tarde en que te conocí.

El faro del Morro, tan acostumbrado a los secretos, grabó la frase en los cañones herrumbrados que apuntaban a la bahía. Yo, tan distante de su abrazo como de sus recuerdos, solo atiné a sonreír. Nunca me atreví a decirle que sus memorias no eran las mías.

14 comentarios sobre “Y las olas pasaron y con ellas los recuerdos

Agrega el tuyo

  1. Yo creo que el tipo la llevaba ahí por los cañones, a ver si hacía ella la asociación de ideas conveniente 😀

    A tus pies, como siempre.

    Ah, que si no es eso me sumo al comentario de Juan, que siempre queda bien.

        1. Si,del pasado lo bonito y del futuro lo precioso 🙂 la proxima,leccion ya aprendida,a atreverse 🙂

Responder a Adry Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: