Uno

Tú y yo somos uno.  Con mis achaques y dolores milenarios y tus antiquísimas y cínicas maneras de reír. Somos uno. Y temblamos de miedo al comprobarlo. Como aquellas gelatinas de fresa que me servía mi mamá de postre los lunes. Somos  la mezcla perfecta de la paleta de colores, la melodía que cantaba la... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑