Finales Felices

Ese momento en el que Eric besa a la sirenita Ariel, o el otro como-se-llame besa a la princesa Aurora, o Estetuniño besa (en un féretro ¡pa su madre!) a Blancanieves, ahí es cuando yo me pregunto, ¿quién coño parió a Walt Disney? Lo que me desespera más todavía es que, a los 5 años me adoctrinan con La Sirenita (sí, esa misma, la que decía “regalitos así tengo miles” ¡en pleno período especial!) Blancanieves que venía a ser una suerte de tutorial para ama de casa, Pocahontas que era la opción a Blancanieves, o sea, el tutorial, pero de luchadora, sí vamos… que al final muy espiritual ella con los árboles, los animalitos de bosque, etc… pero terminó viviendo en Londres con Smith. En fin, qué iba diciendo?… a los cinco años te empiezan el adoctrinamiento con “las princesas de Walt Disney”. Luego vas creciendo y te tropiezas con Pie Pequeño, que empieza por la muerte de la madre, El Rey León que te matan al padre para que luego no digas que son machistas… y tú empiezas a comprender que las figuras paternas no son eternas (aunque con Bambi ya te habías llevado una pista) pero sigues soñando con finales felices.

De repente, ups, el tiempo pasa y  te descubres frente al televisor viendo como Jack se ahoga, mientras Rose flota sobre una tabla de madera, que casualmente era la única disponible en el naufragio de un trasatlántico llamado Titanic. Después Meg Ryan se deja arrollar por un camión luego de que el pobre Nicolas Cage renunciara a su condición de ángel para vivir una vida mortal al lado de su amada en Ciudad de Ángeles. Wynona Rider se le muere del corazón al pobre Richard Gere en Otoño en New York, una suerte parecida corre Ashley Judd con Keanu Reeves en Sweet November… y para ponerle la tapa al pomo, Gerard Butler se muere desde el inicio de la película en PS I love you, o sea, que ya no quedan finales felices y ahora tampoco vamos a dejar comienzos agradables. Pero claro, porque si se tratase de un final feliz sería una “comedia romántica” o en el mejor de los casos “una película ligera”. A ver si capto el mensaje, para ser “real” o “buena película” tiene que tener un final trágico, ¿es ese el reflejo de la realidad que quieren transmitirme?

Yo por eso prefiero a Woody Allen y el más absoluto absurdo… porque ¿quién dijo que el cine tiene que reflejar la realidad? Ahí está el gran Tarantino que se caga en la historia y mata a Adolf Hitler al final de Inglorious Bastards… ese es el cine que yo quiero, el absurdo, surrealista, el que toma la realidad la estruja como un papel y hace una pelotica para tirarle en la cabeza a cualquier espectador distraído… ¡para realidades tengo el resto del día!

*****

Tomado del blog Se regalan palabras .

16 comentarios sobre “Finales Felices

Agrega el tuyo

  1. Realmente estoy impresionado, me ha encantado lo que dijiste, sobre lo de “Inglorius…” muy de acuerdo, ese final cambiando la historia es genial.

    Yo no soy de finales felices, me parecen falsos, el único final feliz es cuando la cascas, se supone, que tampoco tengo ni idea al respecto, siempre hay problemas, la vida sigue y sigue.

    Pero me gustó de todas maneras, que lo sepas.

    A tus hermosos pies mi hermosa damisela.

    1. Bueno, este post no es mío, lo aclaro antes de terminar. Pero en cuanto lo leí me sentí identificada al 100% con lo que pone. La verdad es que soy fan de Tarantino precisamente porque le importa un comino la historia y hace lo que le sale de sus coj… (tú sabes). Nada… para cosas malas la vida.

  2. Lo mejor que suena ahora es el blog de esta pelirroja soñadora, me gustó megamuchísimo este post, de acuerdo con designar a Woody y al Tara como los abanderados de la irreverencia cinematográfica, pero añado a la lista a Shreck y Fiona, feos y felices para siempre con el lobo transexual o el principe narcicista, todo un knock out a los cuentos de hadas !!

  3. Tienes razón, a veces las “mejores” películas parecen ser las de final trágico.

    Pero hay algunos con finales sencillos, como la vida de un cualquiera (digamos: yo), que tienen finales plausibles, entre estas (de lo poco que he visto de cine hasta ahora), El color del dinero, New York New York, Cinderella man, Buscando a Forrester y alguna más que se me escapa en el momento, y esas nos llenan.

    He visto fragmentos de algunas películas de Woody Allen, en la lista está, tendré que sacar el tiempo para una maratón de sus películas, por el momento me parece divertido, como dices: se sale del curso normal y eso hace su cine hermoso.

    Saludos, te sigo leyendo y escribiendo.

  4. ayer vi a Pluto y a Goofy conspirando con la Bruja de Blancanieves porque se enteraron de que a la nena le gustaban los perros calientes desde pequeña jajajajaja…aunque el post no sea tuyo te toca el credito de la seleccion

Responder a Javier Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: