El gato de Cheshire

El gato de Cheshire sonreía siempre porque, antes de conocer a Alicia, la Mona Lisa le había revelado su secreto.

16 comentarios sobre “El gato de Cheshire

Agrega el tuyo

  1. mi gato no puede sonreirse así porque le faltan los dos dientes de abajo, así que su sonrisa no sería completa ni bonita como la del de chesire… pero así y todo, el mío logra cosas que su dueño envidia -y seguro el de chesire- y es dormir con muchachas bonitas… así, con dentadura incompleta y todo, el tipo lo logra!… y de contra, lo acarician!… suertudo, eh?…

  2. MMmmm, mar: leyendola rapido se parece a una de las minireflexiones que he leido ultimamente. Eso para que vean que el que escribe eso tiene de poeta tambien. Y no lo hace mal, porque parecerse a ti es una garantia, jajajaja. Saludos.

  3. Es el gato preferido de la fisica, plantea una incognita, ¿Se puede separar un objeto de su propiedad? asi como el gato desaparece pero queda su sonrrisa? Todo parece indicar que si.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: