Everybody’s fine

Los besos que te enviaba no llegaban y las palabras no salían de la garganta enferma que oprimía aquel virus, pero la película hizo brotar las lágrimas de la nostalgia y los dedos corrieron a buscar tu nombre en el celular casi sin baterías. Te llamé y hablamos 32 segundos, te asustaste al escuchar mi... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑