…Y le pidió a Dios, a los Santos, a las vírgenes del Paraíso, se leyó una Biblia, le rezó a un Corán, se buscó la vida y obra de los orígenes Yorubas. Se vistió de santo, se llegó al Rincón, incluso fue a una misa por la mañana.

Yo creo que de tantos pedidos algún dios se compadeció y acabó por concederle su deseo. Total… no pidió ganarse un viaje o sacarse la lotería.

Hoy el Real Madrid ya no está tan lejos del Barcelona. Un empate era todo lo que Miguel quería.

Anuncios