Una historia sin fin

Ofrezco caramelos, dulces finos, coco rallado con chocolate… regalo vino (de todos tipos), regalo helados. Ofrezco pasas al ron,  whisky con mate, sangrías, mojitos, piñas coladas… regalo abrazos al minorista, regalo besos de contrabando.

Me ofrezco entera  en cada dulce, en cada trago. Me ofrezco etérea, me ofrezco espuma. Me ofrezco noche… crepúsculo, amanecer.

Me ofrezco y  vuelvo a ofrecerme al poco rato, como una ola… y me rompo en las rocas y me disuelvo. Y me convierto en nube y en lluvia… y vuelvo al mar.

Soy la misma ola que envuelve tus pies y te refresca luego de haberte ofrecido caramelos, dulces finos…pasas al ron.

19 comentarios sobre “Una historia sin fin

Agrega el tuyo

      1. Voila, a que espero digo yo, y si, los salados y hacer una inigualable(no doubt) comida gourmet, son dos cosas que adoro, luego los saladitos seran historia…el mar, fuente de vida, no hay manera de despreciarlo

  1. Despues de leerlo no se si quiero ser surfista, buceador… o simplemente la sal que cada ola lleva en su interior…. (que contradicción, con lo goloso que yo soy… 🙂 )

  2. Una cama de fuego suena bien… con todas las olas que llevo nunca me atraparía el calor.
    Y a los golosos en cada marea les llevaría un dulce… o una sangría (elijo yo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: