Ayer nos soñé… estábamos tú y yo desnudos, sudados, pegajosos. Ayer nos soñé mojados, calientes, deseosos. Nos soñé inquietos, a todo color, en dimensiones gigantescas. Ayer nos soñé haciendo el amor.

Hoy, cuando me desperté, no supe que cara ponerte.

Anuncios