Absolutamente nada

...Y fui y hablamos de sexo y no pasó nada… absolutamente nada… aunque parezca increíble. Ahí estaba él, despeinado, como siempre, hablándome de fútbol (yo me pierdo por el deporte) y de pronto, sin saber cómo, caímos en el tema. El otro escribía y, de vez en cuando, miraba o asentía. Sólo se atrevía a... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑