Constelaciones (I)

 

Él está en la cama mientras escribo. Acostado, entre las sábanas, no sospecha nada. La barba semi-crecida lo asemeja a un Robinsoe perdido en sueños.

Me encanta mirarlo así, desde lo alto, parece que la Luna se cuela por la ventana para iluminarlo. Los lunares de su espalda, cual constelaciones, me recuerdan a aquel cazador perseguido por Diana y convertido en estrellas.

Él es mi Orión… y yo soy la diosa que le da caza. La que lo persigue, lo acorrala… lo hiere… En mis sueños todo es así, lo veo claro, él está acostado y yo, cuando no me mira, lo mato.

8 comentarios sobre “Constelaciones (I)

Agrega el tuyo

  1. A mí también me encantaría morirme de un infarto de amor entre tus manos… Sería una muerte dulce y lenta, e iría con la convicción de ir directo al paraiso. Creo que vale la pena morir así.

      1. Suicida es quien busca la muerte por no encontrar sentido para su vida. Más bien diría kamikase….
        Además quien muere en manos del amor, burla a la muerte. Créeme yo mismo he muerto más de una vez y por tus besos estaría dispuesto a morir de nuevo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: