a mi padre… como siempre

 

Yo estoy aquí, tú allá… lejos, donde no puedes besarme (al menos no materialmente).
Yo estoy aquí, tú allá… lejos, donde las lágrimas se confunden con la nieve.

Tú estás allá, yo aquí…  lejos, donde la risa se confunde con los gritos.
Tú estás allá, yo aquí… lejos, donde los niños corren solos (por los parques, por las calles).

Tú y yo estamos aquí y allá, allá y aquí… lejos.

Es increíble cómo te siento siempre tan cerca.

Anuncios