Te regalo un beso, un abrazo y un origami… de esos que aprendí a hacer hace poco.
Te regalo una grulla roja.
Una grulla hecha con mis manos, pequeñita, apenas un polluelito que se tambalea en mi mesa.

Aquí te la guardo, solo espero que vengas a recogerla… recuerda que viene con el beso y con el abrazo. No tardes.

Anuncios