De rojo,  dorado, negro.

De blanco, plata, amarillo…

Me vista como me vista

Su aliento en mi cuello es fijo.

Será que la cortesana

cambió milagros por hijos?

 

Anuncios