Una gran noticia: la competencia continúa. El programa de mayo llevará mi rostro.
Estoy feliz.

Una mala noticia: la celebración causa molestias, los insultos van y vienen y, desde muy adentro, la conciencia se remueve.
Nada, que la vida equilibra emociones.

Anuncios