Quizás algún día llegue a tener todo aquello con lo que soñé de pequeña, quizás el castillo  y príncipe encantado vengan un día a complementar la colección de vestidos rosa que siempre deseé. No sé.

Quizás, más adelante, el viaje en un platillo volador se me haga realidad, junto con la carta que supuestamente me debe mandar Andersen explicándome porqué en su cuento se muere la Sirenita.

En fin, si no pido mucho… ¿podrían concederme los deseos que pedí a los  8 años?

PD: aunque sea explíquenme por qué Andersen era tan malo y mataba a los protagonistas de sus cuentos. Esa sirenita que se convertía en espuma me traumatizó.

Anuncios