Hace mucho que no veía un cielo tan lindo, parece uno de película. Las estrellas fugaces surcan la noche y no me dan tiempo a formular mis deseos.
El aire huele a tierra, a flores, a monte… ya había olvidado lo que se sentía en verdad respirar.

Lentamente, cierro las persianas. No quiero perder un instante de la claridad de mañana. Sé que el sol no me defraudará y saldrá temprano.

Anuncios