El Maestro y Margarita es uno de esos libros que, o entiendes o te vuelve loco/a.
Es un libro raro en el que el diablo y los demonios hacen travesuras por toda Moscú, las brujas hacen fiestas y se untan cremas mágicas, y Poncio Pilato, arrepentido, se sienta en un bosque esperando el perdón.

Mijaíl Bulgákov escribió un buen libro. Su Master i Margarita, (título original en ruso) es actualmente un ícono de la literatura rusa.

A mí, el capítulo que más me impresionó fue el primero (Nunca converses con desconocidos).
Aquí, dos intelectuales discuten en un parque sobre la veracidad de la existencia de Jesucristo. Un extranjero que los oye hablar, atraído por tan interesante tema, se acerca y, pidiendo perdón por su intromisión, entabla con ellos un diálogo. Los intelectuales, en medio del debate, empiezan a dudar de la cordura del desconocido cuando, de repente, este les espeta :
<< Y el Diablo… ¿tampoco existe el Diablo? >>

Anuncios