Mi madre aún cree en el amor eterno, cuando le hago un comentario un poco cínico me mira con susto. El último fue ayer, era algo referido a que Los Beatles no sabían de qué hablaban cuando escribieron “All you need is love”, cosa que sostengo… a veces el amor no basta.
Pero bueno, no quiero entrar en debates con las personas que aún creen en cuentos de hadas.

Lo cierto es que, cuando trato de explicarle (con argumentos lógicos) que el amor es una fantasía creada para que los niños sean felices, pone su carita triste y me dice:
– ¿A ti te han hecho tanto daño mi amor?

Para los que piensan que mi mamá tiene la razón les digo que no saquen conclusiones apresuradas. Todos mis novios han sido muy buenos conmigo, quizás no todos, pero sí la mayoría. Al menos me han querido mucho.
La historia es que (estadísticamente hablando), por regla, la cantidad de amor que “usualmente” te devuelven es inversamente proporcional a la manera que tratas a tu pareja.
Y no me digan que hay excepciones, toda regla, para que sea regla, tiene que tener excepciones.

Quizás sea cierto lo que me dice un amigo, en toda relación siempre hay un contento y uno preocupado, y hay que tratar de no ser el último.

Ps: no es que yo sea mala o esté rota, es simplemente que estoy falta de mantenimiento.

Anuncios