Me dice un amigo que necesito un ancla, que ando en la vida como una ola… de aquí para allá.
Me dice que he perdido el rumbo, que mi energía esta difusa y que necesito aferrarme a algo… en fin, que necesito un ancla.

Lo cierto es que ando un poco en el aire últimamente, tengo muchos sueños y muy pocas metas, y la vida me está pareciendo un redefinido arcoíris de colores, desde densos negros hasta blancos prístinos, sin dejar de contar los rojos pasionales, los   verdes esperanzadores y hasta los grises llenos de indecisión.

Ando  vagando… buscando una roca de la cual aferrarme. ¿Me ayudas?

Anuncios