Anoche tuve un sueño raro, de esos en los que te despiertas con sudor en la frente:
Uno era rubio, divertido, un poco infantil y buen amigo.
El otro, más trigueño, tenía un sentido torcido del humor y creía en el mejoramiento humano.

Anuncios