… y quise hundirme en lo profundo de un jamás, pero me elevan con sus alas los tal vez…

La esperanza es un bichito de color verde claro parecido a un cocuyo. Lo sé porque de vez en cuando se aparece por mi casa para estropear el árbol de realidad que tanto trabajo me cuesta sembrar.
A veces, cuando entra, solo mordisquea las hojas; sin embargo, si uno no se cuida y lo deja libre puede llegar a arruinar hasta las raíces del árbol.
Es una plaga que por mucho que extermines siempre vuelve a aparecer.

Creo que esta vez voy a tratar de hablarle (sí, ellos te entienden, pero no te hacen caso) y rogarle que no se coma todo mi arbolito… todavía es tan pequeñito…

Anuncios