…Y hoy llegas tú a mi vida, con tu sonrisa clara,
con tu sonrisa clara, que es un amanecer;
y ante el sueño más dulce que nunca antes soñara,
quiero vivir mi sueño… Pero no puede ser…

La vida no nos da a veces las cosas que buscamos, como señora cruel que es, cuando ya desistimos de encontrarlas es cuando nos las pone en el camino.
Son las llamadas tentaciones, esas que nos hacen voltear la cara para mirarlas, aun sabiendo que algún daño causarán. Como canta Buena fe:
¨por un instante de ser feliz alguien tiene que pagar¨.

Es lo común, sin embargo, a veces esas ¨tentaciones¨ llegan con tanta fuerza que nos arriesgamos, las confundimos con oportunidades.
Encandilarse con algo o alguien…es normal, tiende a suceder. Sólo hay que decidir si esa encrucijada que encara tu destino va a ser una tentación o una oportunidad.

Como dicen los angloparlantes: it´s your call.

Anuncios