“A un amigo”

Hace un tiempo prometí escribir algo sobre diciembre, se lo prometí a alguien que usualmente no lo pasa muy bien, dice que este mes le trae tristezas, nostalgias…
Este post se lo dedico, como un regalo de fin de año, como la sonrisa cómplice que necesita para llegar a las 12.

Es cierto que diciembre es un mes difícil, las pérdidas duelen mas, los amores rotos se sienten en el alma. Las distancias que durante un año se soportan, se vuelven pesos pesados a la hora de hacer la cuenta atrás. No tener a quien abrazar es frustrante, lo mismo pasa si la persona a la que quieres abrazar no es la que se encuentra a tu lado.

Sin embargo, aunque esto te pueda suceder, aunque nos suceda (yo no tengo a mi padre cerca), recuerda que siempre hay metas que puedes crearte para el año nuevo. Siempre hay sueños que puedes cumplir…

No te abandones a la tristeza, busca una botella que contenga alcohol (vino, sidra, ron, lo que tengas) y destápala a medianoche… yo, aunque esté lejos, voy a brindar por ti.

Anuncios