Mi ángel de la guarda

Hoy, desayunando, corriendo para llegar temprano a una clase que resultó inexistente, frases intercambiadas con mi madre me pusieron a pensar en aquellas personas que de una manera u otra conspiran secretamente para hacerte feliz.

Yo llamo a esas personas  “ángeles de la guarda”.

Mi ángel vive conmigo y tiene casi 99 años, se llama Oliva.

Cuando pequeña, ella era quien se las arreglaba para llevarme a la escuela, disfrazarme con sus ropas y jugar a las escondidas. Inagotable su energía, competía conmigo en encontrar escondites originales (a veces hasta me ganaba), almacenaba besos, dibujos e incluso los pequeños papelitos que rezaban: Oli te quiero.

Actualmente mi ángel está un poco cansada, ya no recuerda aquellas tardes llenas de dulces, besos y papelitos… ya no recuerda. Sin embargo, aquí entre nosotros confieso que continúa siendo mi ángel, mi persona favorita. Y que conste, es la mejor en su trabajo, pareciera que en sus 1.26 m de estatura estuvieran almacenados todos los sentimientos buenos del mundo.

A aquellos que aún tienen la ternura rondando cerca les mando un consejo: antes de salir, antes de desayunar, antes de dormir… pasen cerca de esos ángeles y róbenles un beso, un abrazo.

Pasen cerca y susúrrenle al oído: Te Amo.

26 comentarios sobre “Mi ángel de la guarda

Agrega el tuyo

  1. Y aqui estoy! Que gusto leerte y tenerte entre nuestros blogeros 🙂
    Ya habia leido este texto en FB y me gusto mucho. Ademas creo a todos nos toca en al menos un pedacito, porque a veces nos olvidamos de decirle cosas lindas a las personas que queremos, como que damos por sentado que ellas saben que las queremos, y ahi queda todo.
    Bueno, Bienvenida al mundo de los Blogs y la Blogosfera!!
    Un beso!

  2. Desgraciadamente de esas pequennas personitas -aunque de corazon sean inmensas-, de esas 4 que siempre nos tocan, solo me queda 1. Las dos ultimas fueron muy frustrantes, muy dificiles de aceptar, la primera apenas la recuerdo.
    Esos angeles guardianes que tanta falta nos hacen, que siempre nos miman, nos complacen, y nos defienden aunque no tengamos la razon; se vuelven tan importantes en nuestras vidas que a veces los hacemos parte de nosotros y ni siquiera notamos su presencia.
    A mis queridos abuelos, esten donde esten, muchisimos besos, y aunque quizas no los sienta tan cerca, tengo la seguridad que se encuentran justo a mi lado.

  3. la mejor manera de robarte el corazón de todos… este primer post fue hermoso…

    mi abuelita me crió y no la tengo cerca… cuando decidí dejar mi país, el dejarla fue lo que más me dolió…

    ella me espera y semana tras semana me pregunta “cuando vienes?” y se me rompe el alma pues hace 2 años, 5 meses y 2 días que no la veo y es lo que más deseo en el mundo… volverla a ver…

    una abuela (o bisabuela en tu caso) es lo más lindo que uno tiene y ellas nos adoran a los nietos…

    gracias por homenajear a tu viejita y a la de todos, por qué no?

    1. Muchas gracias por tu comentario, alguien me dijo que el primer post de un blog debía tener un significado especial, para mí lo tiene.
      Oli fue la persona más especial de mi vida. Falleció el año pasado… pero sigue siendo mi ángel de la guarda.

  4. Quisiera poner un millón de veces me gusta… y quisiera tanto poder seguir robándole un besito esquimal a mi papi, pero se fue y me dejo con demasiadas ganas atoradas en el pecho… disfruta tu ángel…. mariposas

  5. Normalmente, cuando algo nos emociona, la garganta se cierra un tanto y no sabes bien qué decir; otro tanto sucede con el corazón; pero lo que no me había ocurrido nunca es que se me atasque también la palabra escrita.
    Cuando hablaste de la estatura de tu ángel me acordé de que el mío también era muy bajito; pero tenía corazón de gigante como el tuyo, casi he podido verle de nuevo mientras me sonreía con su eterno sombrero de paja blanco y su red de pescador.
    Dale dos besos a Oliva (qué bonito nombre) uno por ti y el otro por el que ya no le puedo dar a mi abuelo Fernando.

    1. Ojalá pudiese José, mi angelito está en el cielo desde marzo del 2010, no le dió tiempo a cumplir los 100.
      Quizás ella y Fernando ahora sean buenos amigos.

  6. Joder Mar… Encanta leer como escribes y siempre me regreso desde la orilla de mi mar en busca de más hasta hartarme. Hoy más que deslumbrarme… has logrado sacarme las lágrimas. Aun sabiendo… lo hice mucho… termino comprendiendo –tal como Carilda- “Sucede una cosa terrible: los he besado poco”. Porque para dar amor no hay tiempo ni espacio suficiente… menos cuando por desgracias ya nos les tenemos cerca…

Responder a José Céspedes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: