La última tarde

Hoy era la última tarde. Usted no paraba de hablar -lo hubiese matado- y a mí me ardían las uñas cuando nos despedimos en la parada del autobús. Ni un sólo beso.

Casualidades

A veces la vida sorprende con ciclos hermosos. Este libro me lo regaló en Sofía un amigo griego. Va de historias en las que los protagonistas se enlazan con la iglesia Santa María del Mar, allá en Barcelona. Hace menos de un mes me paré en frente de la iglesia y me acordé del libro.... Leer más →

La gente no sabe

Hay olores y sabores que te hacen recordar. Puede ser a una persona, un momento o un lugar. Uno de los míos es este: yuca con mojo. Me transporta al comedor de mi casa en Playa y puedo ver clarito a mami sirviendo la comida del 31 -con alguna prenda nueva para no perder la... Leer más →

La Ceiba

Dicen los botánicos que no la impactan los rayos debido a su índole idioeléctrica, gracias a la configuración horizontal de su capa y a la lana, mala conductora de la electricidad, que generalmente cubre el tronco y las ramas.Históricamente, esta cualidad le ha procurado un lugar especial en el imaginario religioso y popular del país... Leer más →

Santiago Berti

A Santiago lo descubrí en Facebook (para que luego no anden hablando mal de las redes sociales) en un momento en el que este poema se me hacía familiar. Hubo que esconderlo dentro, para no quemarlo, y dejarlo salir al aire libre cuando ya no podía hacer daño. Hoy, que ya no (me) duele, se los regalo...

Resumen de fin de año

Bueno, aunque el 2020 vino cargado, la verdad es que no puedo decir que haya sido un mal año para mí. Conseguí una familia nueva, una familia búlgara que me acogió como una más y me mima. Que me enseñó cómo hacer huevos de pascua y que rompió la tradición de “no carne el 24”... Leer más →

El pánico macho

Uno de los mitos más antiguos y más universales, cuenta que la primera noche yacían juntos la mujer y el hombre... cuando él escuchó un ruidito amenazante, un crujidero de dientes entre las piernas de ella y el susto que cortó el abrazo.Los machos mas machos del mundo (la verdad sea dicha) tiemblan todavía.En cualquier... Leer más →

El vínculo

Ana tiene el pelo liso, rubísimo, como una pintura de Boticelli. María, en cambio, se parece a los dibujos inconclusos de Klimt, con el cuerpo y los orgasmos al aire libre. Las dos hermanas recuerdan los cuentos de la Edad media en los que la niña buena se llevaba al príncipe y la otra, la... Leer más →

Súplica

Cárgame, te dije anoche. Llévame contigo. Hazme un nudo en la corbata azul de las reuniones y prende mi cabecita loca con el alfiler. Cóseme al bajo de tu pantalón de lana. Pégame al borde de tu maletín de piel. Llámame pajarita, y puta. Miénteme. Dime que esta noche te quedarás.

Leo lo que escribí de ti y de mí

Leo lo que escribí de ti y de mí en esos días de tanta lluvia, con Bach y los naranjos de contertulios ante el fuego y los catarros, las pupas, las mutuas manías, advirtiéndonos de aquella bomba colgada del tiesto de las glicinas que oscilaba sobre nuestras cabezas sin llegar a caer, contenida por el... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑